Noticias

¿Cómo nos afecta el nuevo RD 795/2010 de gases fluorados?

13/07/2011

Tras la publicación del RD 795 / 2010 sobre Gases Fluorados,en vigor desde el pasado 26 de junio, han surgido muchas dudas entre las empresas instaladoras en lo referente sobre todo a las certificaciones de personal y registro o autorizaciones de empresas.
La Confederación Nacional de Instaladores (CNI) nos responde a las preguntas más comunes que se hacen los profesionales.

¿A qué instaladores y empresas afecta?

  • Personal técnico y a las empresas que instalen o mantengan equipos de refrigeración o climatización que empleen refrigerantes basados en gases fluorados, ya que resume la normativa ambiental europea y española aplicable.
  • Se consideran empresas habilitadas para manipular los circuitos y los refrigerantes en los equipos de refrigeración y climatización aquellas empresas facultadas para trabajar con sistemas frigoríficosficos por los reglamentos: o RSF (Reglamento de Seguridad de Instalaciones Frigoríficas) o RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios).

¿A qué equipos se refiere?

Se refiere a los siguientes equipos, tanto fijos como móviles:

  • Equipos de refrigeración: sistemas para refrigeración omantenimiento de espacios a temperatura por debajo de la temperatura ambiente.
  • Equipos de climatización (aire acondicionado): sistemas para acondicionar estancias, y que incluyen tanto pequeñas unidades para acondicionar estancias independientes como aparatos para acondicionar edificios enteros.
  • Bombas de calor: dispositivos o instalaciones que extra en calor a baja temperatura del aire, agua o tierra y suministran calor.

En relación al concepto de "carga de los equipos", criterio que se utiliza para determinar la aplicación de una de las dos principales certificaciones de personal, se considera que es la carga especificada en la placa de características del equipo o, en su defecto, la necesaria para su correcto funcionamiento especificada por técnico competente, independientemente de la que en realidad contenga. Se considera asimismo cada circuito de manera independiente, por lo que, de existir másde un circuito frigorífico independiente, no se suman las cargas.

Certificación de empresas

El Real Decreto 795/2010 establece la obligación de contar con un certificado expedido por los servicios de Industria de la Comunidad Autónoma correspondiente a aquellas empresas que, en relación con los equipos de refrigeración o climatización fijos con sistemas frigoríficos que emplean gases fluorados, realicen operaciones de:

  • Mantenimiento o revisión, incluido el control de fugas, carga y recuperación de refrigerantes fluorados
  • Manipulación de contenedores de gas.

Todas esas operaciones deberán ser realizadas únicamente por personal certificado. No requiere de certificación el personal que únicamente manipule elementos de sistemas frigoríficos distintos del circuito que contiene el gas, tales como ventiladores, filtros y conductos de aire

  • Para obtener el certificado, las empresas deberán dirigirse, con la debida antelación, al servicio competente en materia de Industria de sus respectivas Comunidades Autónomas. La comunidad autónoma correspondiente establecerá el procedimiento para la obtención del certificado así como los posibles criterios en cuanto a la manera de acreditar los anteriores requisitos.

El certificado será válido a nivel.

Certificación de profesionales

Como regla general, todo el personal que realice actividadesque impliquen la manipulación del gas o de los circuitos que lo contengan,

  • Instalación
  • Mantenimiento o revisión, incluido el control de fugas
  • Carga y recuperación de refrigerantes fluorados
  • Manipulación de contenedores de gas

Debe estar en posesión de uno de los siguientes certificados en función de la carga de gas fluorado de los equipos con los que operen:

  • Superior o igual a 3 kg de refrigerantes fluorados, solamente el personal en posesión del certificado acreditativo de la competencia para la manipulación de equipos con sistemas frigoríficos de cualquier carga de refrigerantes fluorados podrá realizar las actividades siguientes.
  • Inferior a 3 kg de gases fluorados, solamente el personal mencionado en el apartado anterior y el personal en posesión del certificado acreditativo de la competencia para la manipulación de equipos con sistemas frigoríficos de carga de refrigerante inferior a 3 kg de gases fluorados podrá realizar las actividades siguientes.

Estos certificados exigidos para desarrollar las actividades citadas no habilitan por sí solos para la realización de dichas actividades, sino que éstas deben ser ejercidas en el seno de una empresa habilitada.

Certifican las Comunidades Autónomas

Las comunidades autónomas deben designar los órganos competentes en la certificación de los profesionales y autorizarlos centros formativos. Los datos de contacto de dichos órganos de certificación estarán disponibles en la página Web del Ministerio de Medio Ambiente a medida que se comuniquen sus datos oficialmente al mismo.

Las Comunidades Autónomas establecerán los modelos desolicitud de certificaciones y presentación de la documentación necesaria. Las solicitudes y documentación se dirigirán al órgano competente de la comunidad autónoma en la que el interesado tenga su domicilio, o donde desarrolle su actividad profesional. Las Comunidades autónomas designarán el órgano competente para el mantenimiento de un registro de los certificados expedidos que será accesible a través de Internet.

El plazo máximo para dictar y notificar la resolución expresa de las solicitudes de certificación será de un mes. Además de los certificados anteriores, son válidos los certifi -cados emitidos por otros Estados miembros de la Unión Europea, de acuerdo al Reglamento (CE) 842/2006. En este caso, estos profesionales podrán realizar las actividades que especifique la traducción oficial del mencionado certificado, si originalmente no hubiera sido redactado en español.

Desde el 4 de julio de 2011, los certificados son necesarios para todo el personal relacionado en la anterior enumeración, según las actividades que realice.

http://www.caloryfrio.com/201107137294/noticias/normativas/icomo-nos-afecta-el-nuevo-rd-7952010-degases-fluorados.html

Nueva normativa para reducir emisiones y cumplir con los objetivos sobre cambio climático

06/14/08

Ingel destaca la importancia de todos los actores relacionados con los gases fluorados de efecto invernadero.

El Real Decreto 795/2010, del 16 de junio, por el que se regula la comercialización y manipulación de gases fluorados y equipos basados en los mismos, así como la certificación de los profesionales que los utilizan marca una nueva normativa para el sector. El Real Decreto, explica Ingel Formación, viene a cubrir la necesidad de adecuar la normativa española sobre el uso, manipulación y control de las emisiones de gases de efecto invernadero a la normativa europea vigente desde 2007, el Reglamento (CE) No 842/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo de 17 de mayo de 2006 sobre determinados gases fluorados de efecto invernadero.

Ingel recuerda que, en virtud del Protocolo de Kyoto, la Unión Europea ha contraído el compromiso de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 8 % respecto de los niveles de 1990, en el período comprendido entre 2008 y 2012. El protocolo cubre los principales gases de efecto invernadero: dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (NO2) y tres grupos de gases fluorados: los hidrofluorocarburos (HFC), perfluorocarburos (PFC) y el hexafluoruro de azufre (SF6.).

Para reducir las emisiones de estos gases fluorados con vistas a alcanzar los objetivos comunitarios de cambio climático y cumplir las obligaciones previstas en Kyoto, el Parlamento Europeo y el Consejo adoptaron el Reglamento sobre gases fluorados, que determina la necesidad de un control de la producción, distribución y manipulación de dichos gases. En consecuencia, afecta a los distintos actores presentes a lo largo del ciclo de vida de los gases fluorados, incluidos los productores, importadores y exportadores de dichos gases, así como los fabricantes e importadores de determinados productos y equipos que contengan gases fluorados, así como a los operadores de dichos equipos.
El objetivo de la normativa comunitaria y nacional, precisa Ingel, es lograr un cambio en la modalidad de trabajo de los técnicos implicados en la instalación y mantenimiento de equipos que utilicen gases F; otro aspecto está vinculado al seguimiento de las cantidades de gases producidas y su comercialización para, mediante una comparativa entre cantidades compradas por las empresas y cantidades recuperadas, poder hacer un balance de la efectividad en las operaciones de recuperación reciclado o destrucción.

El otro aspecto que contempla la norma y que apunta a un cambio en la modalidad de trabajo es la formación y sensibilización de todos los implicados en relación a estos gases de efecto invernadero de origen antropogénico. Éste es el aspecto que, en definitiva, tendrá mas transcendencia de cara al futuro, ya que los únicos cambios sostenibles son los que se producen gracias a una toma de conciencia de la problemática ambiental a través de la formación.

En cuanto al método de destrucción de estos gases, debido a su alta estabilidad es necesario un proceso de destrucción, que generalmente es la oxidación térmica a temperaturas entre los 1.100 ºC a 1.200 ºC, que garantiza una destrucción con el aproximadamente 99,99% de eficiencia. Otro factor determinante para una aceptable destrucción de estos gases es evitar la formación de dioxinas.

Claramente, destaca Ingel, el objetivo es lograr un desarrollo tecnológico que permita un crecimiento sostenible, para lo cual no sólo es crítico el aspecto de las materias primas no renovables, sino también el de producir un mínimo impacto ambiental en el entorno como consecuencia directa de la generación de residuos o focos de contaminación. En este aspecto es fundamental el compromiso de todos los actores que participan en las diferentes fases de los procesos de producción y consumo.

PQ Digital

Fuente
http://www.tecnipublicaciones.com/amdpress/default.asp?sector=quimica&idsector=26&wcodigo=310572

Borrador de Proyecto de Real Decreto por el que se regula la comercialización y manipulación de gases fluorados y equipos basados en los mismos, así como la certificación de los profesionales que los utilizan.

19/12/2008

El Reglamento Europeo 842/2006 sobre determinados gases fluorados de efecto invernadero prevé el desarrollo por los estados miembros de un procedimiento de acreditación de personal y empresas relacionas con la manipulación de estos gases. La presente propuesta implementa este requisito así como una serie de medidas adicionales para controlar las emisiones de estos gases de potente efecto invernadero.

Dicho borrador se somete a participación pública hasta el día 21 de enero de 2009.

Puede participar enviándonos sus comentarios a participaciongasesfluorados@mma.es

http://www.mma.es/portal/secciones/participacion_publica/calidad_contaminacion/gases_fluorados.htm

Log-book en Español

04/09/2008

Un libro de registros (logbook) ejemplar ha sido desarrollado en colaboración con el EPEE para ayudarle a cumplir con los requisitos de información de la legislación de gases fluorados.

El artículo 3.6 del Reglamento de gases fluorados requiere que los operadores de equipos con una carga de gases fluorados de 3kg o más (6kg o más en caso de hermeticidad) mantengan registros sobre la cantidad y el tipo de gases fluorados de efecto invernadero instalados, cualquier cantidad añadida y la cantidad recuperada durante la revisión, el mantenimiento y la eliminación final, otros datos pertinentes, incluyendo la identificación de la empresa o el técnico que realizó la revisión o el mantenimiento datos y resultados de los controles realizados.

Un libro de registros (logbook) ejemplar ha sido desarrollado en colaboración con el EPEE para ayudarle a cumplir con los requisitos de información de la legislación de gases fluorados.

El Libro de registros es suministrado gratuitamente, pero usted tendrá que registrarse para obtener el permiso de descargarlo.